Homilia de la Misa de los Pueblos Indígenas 2017

Compartir este link

Domingo, 10 de Diciembre de 2017
 

auto
auto auto

·        Lema: ”Abrazarse a Cristo Jesús”

·         Este Año: “Permanezcan en mi”.

·        Tema de este Día:.    Los Jóvenes llamados a buscar la verdad

                                  Para vivir en la libertad de los Hijos de Dios

                                         “La reconciliación y diálogo social”

      Queridos hermanos indígenas y todos los peregrinos que han venido de los lugares más lejanos de nuestra patria e del exterior aquí presentes frente a la Basílica y los que participan por radio o televisión de esta celebración. Bienvenidos y bienvenidas, aquí junto a nuestra Madre, la Virgen de los Milagros de Caacupé, que quiere regalarnos a su Hijo Jesús con su mensaje de vida y paz.

·        A partir de esta fiesta, nuestra Iglesia para este segundo año de la Juventud nos propone el Lema: “Permanezcan en mi”.  Jesús que nos llama sus amigos, nos invita a permanecer en El, a vivir nuestra vida en todas sus facetas en  profunda intimidad con El,  que nos ha enriquecido con toda clase de dones, para una vida feliz y en plenitud.

·        Y hoy, en la novena nos toca reflexionar sobre el Tema: Los jóvenes llamados a buscar la verdad y a vivir en la libertad de los hijos de Dios.  Enfocado a la  reconciliación y diálogo social.

       Dios nos ama a c/u y a cada pueblo,  especialmente a todas/os los Jóvenes y quiere que vivamos en paz unos con otros y tengamos vida en plenitud en nuestra casa común, nuestro mundo, nuestra tierra paraguaya e nuestras comunidades y familias. Por eso nos llena con sus dones para  que  colaboremos con EL en la edificación de su Reino. Así nos dice San Pablo en la carta a los Corintios: “Doy gracias sin cesar a mi Dios por ustedes y por la gracia de Dios que les ha sido otorgada en Cristo Jesús,…recibiendo todos los dones de palabra y de conocimiento.  No les falta ningún don espiritual. Tenemos de parte de Dios todo para vivirfelices.Dios tiene una mirada amorosa sobre nuestra tierra, y quiere que andemos pos sus caminos.

La Realidad de Hoy

*Sin embargo hoy al ver la realidad de nuestro país y muchas situaciones constatamos que vivimos en constantes peleas o guerras: Peleas en los partidos políticos, guerras de grupos extremistas armados, discordias en los barrios, familias en constante guerra y matrimonios divididos y hay también clanes familiares que en años no se perdonan. Muchas veces desembocan en violencia, el uso de armas blancas o de fuego y muerte. A problemas sociales sólo se responde a base de marchas de protestas. En medio de todo esto, los jóvenes.

Frente a estas situaciones inhumanastendremos que decir con el profeta Isaías en la primera lectura: ¿Por qué, Yahvé, permitiste que, “los pueblos en Paraguay”, nos perdiéramos de tus caminos, que nuestros corazones se pusieran tercos y ya no te temieran?,  buscando la felicidad sin Ti o lejos de Ti.

Ø    Qué estamos haciendo con nuestra tierra tan hermosa y la  naturaleza que Dios nos ha regalado?

Ø    Qué estamos haciendo con los pueblos en nuestra patria, con sus riquezas culturales y espirituales?  

      Los Jóvenes indígenasreflexionando durante este año sobre su realidad  y la situación de sus comunidades en encuentro expresaron lo siguiente que nos tiene que hacer pensar:

üSufren problemas de tierra, con poquísimo espacio para desarrollar una vida indígena, rodeados de grandes estancias y sojales, que les afectan con sus agro-tóxicos y sus presiones de dinero y corrompen a los líderes, causando divisiones en las comunidades y migración forzada a las ciudades, donde no pocas veces son tratados de intrusos molestos y basura humana, hay niños drogados y niñas abusadas en temprana edad.

üLamentan la falta de liderazgo en las comunidades, y el abandono de la lucha de los derechos de los pueblos indígenas, causada por influencias de afuera.

üAcusan la invasión de sectas agresivas, que dividen a la gente y la confunden, satanizando sus originales prácticas religiosas-culturales y sus líderes religiosos.

üEstán preocupados por la pérdida  de la cultura y su espiritualidad de jóvenes, empujados a consumo de alcohol y drogas, y borracheras,  y en la búsqueda de trabajo se les hace plantar mariguana.

üAcusan la pérdida de valores familiares, el consecuente embarazo precoz de las jóvenes. Y los servicios de salud no se adecuan a las culturas indígenas.

üRespeto al sistema de educación, los Jóvenes reclaman recibir buena formación; dicen que al MEC no le interesa que tengan su propio sistema educativo. no alienante, según las culturas indígenas. Las autoridades responsables engañan y se burlas de los indígenas, al aprobar buenas leyes al respeto o instalar el consejo  nacional de educación indígena, pero dejar todo paralizado al no asignarle un presupuesto correspondiente.

¿En medio de todo esto los Jóvenes deben encontrar la verdad de Dios frente a estas situaciones y el designio de amor de Dios sobre su propia vida?

    Tenemos que comprender que una vida en plenitud, una feliz convivencia entre tantas culturas y sectores sociales diferentes sólo es posible si cada grupo humano verdaderamente es respetado en su identidad, así como el Señor en su designio cariños lo creo. Pero a todos los niveles aparentemente vivimos en guerra, oprimiendo unos a otros.

     Es urgente que comencemos a reconciliarnos y perdonarnos de verdad, pero esto sí, no tapando las diferencias sino sanando las situaciones de injusticia y creando ambiente de fraternidad y solidaridad por medio de una real conversión personal y comunitaria.

ØEn primer lugar como Iglesia, como pueblo con sus autoridades e instituciones correspondientes tenemos que pedir perdón a todos, indígenas, campesinos y obreros, los que son marginados, pisados en su dignidad, explotados y abusados y violados/as, a los jóvenes a quienes negamos oportunidades en la vida, y a todos los que dejamos vegetar en la pobreza en un país tan rico. Perdón mi pueblo, perdón Señor!

ØPero no basta pedir perdón, hay que entrar seriamente en un proceso de conversión personal y social y un diálogo serio entre todos sobre el futuro de nuestro país y de nuestro pueblo, de los jóvenes y todo lo que el Señor nos dio.

ØQué es la verdad de Diosp.e. frente a la situaciones encontradas siguientes:

vSI hablamos con orgullo de estar en cuatro lugar de producción en el mundo  de soja, si con esto envenenamos nuestra tierra y destruimos la agricultura familiar, y producimos migración forzada, es urgente la conversión total de modelo de producción y proyecto país.

vCuando 2% de la población tienen alrededor de 80% de la tierra en su mano, hace falta una conversión social hacia una real reforma agraria acompañada.

vEl escándalo y pecado, aun con autorización del presidente, de la deforestación descarada de hasta 1000 Hs por día en el Chaco, exige una conversión radical

vEl atropello a la democraciay al pueblo con el modo como se lleva adelante elecciones por medio de plata y presión política en las instituciones estatales, exige una conversión radical con participación real y libre del pueblo.

vMe pregunto, habrá políticos que se candidatan,  profundamente convertidos, que aman de verdad al pueblo y se sacrifican por él?

vCuando el poder judicial y los estamentos de la justicia, comiencen a no torciendo más las leyes a favor de los ricos y poderosos, sino atienden con justicia a los pobres y desamparados, se inicia un proceso de conversión. Cuando será?

vCuando autoridades encargadas de la seguridad dejan de estar involucrados ellos mismos en los delitos, cuando terminen los secuestros y cuando la  seguridad se garantiza  a través del bienestar del pueblo en general, que no tiene ya  necesidad de robar y asaltar, comienza una conversión social.

vCuando a la familia damos todo el apoyo para que sea realmente la base vital de nuestra sociedad y convivencia y dejamos de destruirla conscientemente, se va gestionando una conversión importante en nuestra sociedad.

vCuando en la Iglesiasuperamos el individualismo egoísta y formamos de verdad comunidades solidarias de fe y amor que incluyen a todos, se produce una verdadera conversión pastoral.

Ø    Dios nos ha regalado la tierra, la naturaleza y nuestro pueblo y quiere que vivamos felices todos juntos.

Ø    Reconciliación solo es posible, si también se hace justicia. Por eso se tiene que dialogar entre todos, porque no hay que reconciliar sólo a las personas entre sí, sino también a las situaciones sociales y al fin hay reconciliar al mundo con Dios y su proyecto de vida.

Ø    En esta situación la palabra de  Dios del evangelio de hoy nos advierte: Que el Señor entrega responsabilidades a sus sirvientes, cada cual recibe su tarea y  que estemos preparados y vigilando, porque no saben cuándo legará el momento de  pedirnos cuentas, a todos.

Ø    Es hora de dialogar y organizarnos entre todos, crear estructuras reales de deliberación y participación de todos.

Ø    A los pueblos Indígenasles invito y exhorto, que busquen por todos los medios, mantenerse unidos, que no se dejen corromper ni por el dinero,  ni por ideologías raras que ofrece nuestra sociedad; cuiden y defiendan sus tierras y sus recursos naturales y fuente de vida, bendecidos por El. Cuiden a sus jóvenes que son un regalo más hermoso de Dios.

ØQué el pueblo y especialmente los jóvenes sepan escuchar la voz de los ancianos, los sabios, que Dios ha llamado y dotado con sus dones para ser la voz de Dios guiar al pueblo por los caminos de la vida.

ØQue logren a terminar con las peleas internas en sus comunidades y se reconcilien de verdad.

ØDefiendan sobre todo a sus familias que con su modo de vivir y ayuda mutua son la base de la comunidad y pueden ofrecer un aporte importante la iglesia y a la sociedad, por la experiencia de respeto a la vida y de su fe en Dios.

ØInvito especialmente a todos los jóvenes del pais que no se desanimen, porque Jesús está a vuestro lado y les insisto  a no entrar en el mismo camino  desastroso de nuestra sociedad, a descubrir las causas de la perdida de fe y de los desastres sociales, les animo a buscar nuevos caminos para la sociedad, nuevos modelos de convivencia y a prepararse para ser constructores para una patria nueva, el “buen vivir”, anhelo de todos los pueblos.

Sueño con Uds. con una patria nueva y reconciliada

üDonde todos y todas sin exclusión podamos participar y colaborar en libertad para construir un futuro feliz para nuestro pueblo.

 Sueño con Uds. con una Iglesia renovada

ü     Donde todos los miembros solidariamente nos hacemos responsables del quehacer de la Iglesia, donde especialmente los jóvenes, descubren y desarrollan sus dones y habilidades y los ponen al servicio de los demás. Una Iglesia de rostro joven, con nuevas estructuras. Una iglesia donde hasta los más pequeños, pobres   pueden aportar sus humildes servicios. Una Iglesia donde los Indígenas son bien recibidos y pueden enriquecerla con su sabiduría  y su fe. Una Iglesia donde celebramos la Eucaristía  como hermanos reconciliados con Dios y entre nosotros     ,

ü    Jóvenes, pónganse con todos sus dones y capacidades al servicio del Señor, al servicio de la patria y de Iglesia, anunciando la buena noticia de la bondad y misericordia de Señor.

ü    Escuchen como María nuestra Madre  la vos de Dios que  puso su vida con todo su ser al servicio del Reino de Dios colaborando en su Plan de salvación y pidámosle  que  nos acompañe y nos ayude a ser amigos de Jesús y permanecer en El. Amen  ,

 

 

 

 

Publicar Comentario

 

Nombre:

Ciudad:

Email:

Comentarios:

 


  Ingresa el Codigo de arriba