Inicio el rodaje del documental sobre el Buen Vivir, sabiduría de la tierra

Compartir este link

Domingo, 10 de Septiembre de 2017
 

auto
auto auto

La CONAPI desde su área de Asesoría Teológica está abocada a la elaboración de un audiovisual para mostrar la alternativa de convivencia llamada el Buen Vivir. Otros objetivos son colaborar en el proceso de rescate de las identidades y valores indígenas (presente en sus mitos, celebraciones y tradiciones) de los pueblos indígenas Paĩ Tavyterã, Nivacle también visibilizar experiencias del Buen vivir y fomentar el diálogo intercultural entre la sociedad indígena y no Indígena sobre el Buen Vivir como una propuesta en la búsqueda de una sociedad alternativa, a través de un material audiovisual.

El fundamento básico del Buen Vivir de los pueblos andinos (Bolivia, Ecuador, Perú, partes de Argentina, Colombia y Venezuela) es formar una comunidad cósmica mediante relaciones con todas las diferentes formas de vida existentes, construyendo, renovando y reconstruyendo cotidianamente la pertenencia a esta comunidad. Se basa en dos ejes: La Reciprocidad, creando y reactualizando permanentemente lazos solidarios y la Complementariedad, enriqueciéndose mutuamente gracias al respeto a la Diversidad, buscando siempre el equilibrio y la armonía. En esta interrelación dinámica de todos los seres vivientes, el ser humano es solamente una parte, no es ni el centro, ni el dueño del cosmos. Se trata de una verdadera cosmovisión; no es antropocéntrica.

Para la mayoría de los mismos latinoamericanos es un proyecto desconocido aunque existe desde hace milenios en nuestro Continente. ¿Qué es el Buen Vivir? Es de suponer que tal propuesta también habrá nacido en momentos de una crisis histórica y fue evolucionando y complementándose a partir de nuevas experiencias a lo largo de los milenios, siempre desde abajo, desde la resistencia contra la opresión e imposición de estructuras con ideologías alienantes y en contra de ellos. En la región andina, los quechua llaman este proyecto Sumak Kawsay y los aymara lo llaman Suma Qamaña.

Este trabajo tiene el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo.

 

 

 

 

Publicar Comentario

 

Nombre:

Ciudad:

Email:

Comentarios:

 


  Ingresa el Codigo de arriba