Por el retorno al Buen Vivir

Compartir este link

Jueves, 22 de Junio de 2017
 

 

Desde hace un año la CONAPI, está estudiando, asimilando, profundizando  y trabajando con la propuesta alternativa del Buen Vivir.

Esta utopía milenaria de convivencia, que ofrecen hoy los pueblos indígenas es una oferta que salió de su corazón solidario y generoso. ¿No se trata de algo ajeno y atrasado a la cultura occidentalizada? El sociólogo portugués Boaventura de Souza afirma que es para todas las culturas algo que puede salvar nuestro planeta. Desde esta convicción plenamente compartida, se presenta con este número de DIM, un amplio dossier de esta propuesta del Buen Vivir.

Frente al cambio de épocas y con sus nuevas condiciones de vida, “hoy emerge vigorosa, fuerte, traslúcida la voz de los pueblos indígenas originarios”.

El llamado del Buen Vivir, impulsa a reconstituir la vitalidad y reconstruir la identidad, tradiciones y saberes ancestrales en todas las dimensiones: en lo filosófico, político, lo económico, lo social, lo ético, lo ecológico y lo espiritual; no se puede separar nítidamente las fronteras ya que solamente en la interrelación entre todas las formas de existencia tiene vida. La preocupación principal es construir y permanentemente reconstruir la Armonía y el Equilibrio en y con la Madre Tierra y con sus ciclos de ordenamiento y reordenamiento de la vida. Según la sabiduría indígena todo está interconectado, interrelacionado e interdependiente, respetando y valorando la diversidad; sabiduría ancestral que hoy da el norte y el horizonte en el caminar por “la senda sagrada del corazón.

Aquí se deja hablar a los propios indígenas y algunos de sus aliados, a fin de que esta propuesta del Buen Vivir ayude a repensar la “cosmovisión” antropocéntrica de la realidad occidental en busca de una nueva forma de convivencia alternativa, especialmente para reaprender quées el verdadero “desarrollo”.

NOVIEMBRE DEL 2010.

 

 

 

 

 

Publicar Comentario

 

Nombre:

Ciudad:

Email:

Comentarios:

 


  Ingresa el Codigo de arriba