Obispo del vicariato apostólico del Pilcomayo, con dura homilía en Caacupe

Compartir este link

Jueves, 29 de Septiembre de 2016
 

Monseñor Lucio Alfert critica al Gobierno por promesas incumplidas

El obispo Lucio Alfert fue el encargado de dar la apertura a las festividades de la Virgen de Caacupé. En su homilía criticó duramente la corrupción y las promesas incumplidas del Gobierno. Fustigó, además, a los políticos inescrupulosos por la compra de votos y cédulas y a los electores por la venta de su conciencia por un pedazo de pan o un pucho de dinero.

Con una homilía marcada por críticas al actual gobierno, por sus promesas incumplidas, a los atropellos que sufren los indígenas, a los políticos inescrupulosos que compran conciencia, comenzó ayer el novenario de la Virgen de Caacupé, la mayor fiesta mariana del país.

La misa se desarrolló en la explanada del santuario, ante miles de peregrinos que coparon el lugar, entre ellos se encontraban los indígenas, quienes eran los invitados del día. Los mismos participaron activamente de la celebración realizando las lecturas, las ofrendas y se encargaron además de los cantos a través de un coro. 

En su homilía, el obispo Alfert lamentó que mucha gente, entre ellos los dirigentes políticos, piense que se puede convivir armónicamente sin Dios. Habló de la esperanza debilitada del pueblo debido a los constantes hechos que solo perjudican a la sociedad. “Parece que nuestra esperanza se va debilitando, frente a tantas promesas incumplidas y los sistemas de corrupción instalados en nuestra sociedad”, expresó.    
No dejó pasar los sucesos de los comicios municipales pasados, donde se volvieron a repetir las antiguas prácticas deshonestas. “Las últimas elecciones municipales en muchas partes nos han demostrado cuan inescrupulosos son muchos políticos y cuan débil e incoherente mucha gente votante, al acordar la compraventa de votos, cédulas, y conciencias por un pedazo de pan, un pucho de dinero o promesas que nunca se cumplen”, indicó.

En otra parte de su alocución, denunció la existencia de personas que buscan apoderarse de tierras indígenas, y “simplemente asesinan a miembros de la comunidad y les queman a ellos y su hábitat”, comentó el obispo, haciendo referencia a lo ocurrido hace algunos meses en Yvyra’iya en Concepción.

Alfert se refirió a los procesos de cambio como hechos que son sofocados por “gente demasiado poderosa e irresponsable a quienes no importa el bien del pueblo”. Recordó que se sueña con una patria de paz, con instituciones públicas que funcionen correcta y honestamente, con poderes del Estado en los que prime la justicia y con líderes verdaderos y ciudadanos que se comprometan realmente.

Cuestionó a toda la ciudadanía y en especial a los gobernantes por la falta de una postura real hacia el hecho de que somos una sociedad de muchas culturas y etnias diferentes. “Los pueblos indígenas, antes de ser un estorbo, quieren ser una riqueza para todos”, apuntó. Insistió en que debemos abandonar la discriminación, el racismo y la violación de los derechos de los pueblos indígenas. “¿Cuándo dejaremos de engañarlos, pisotear su dignidad y burdamente aprovecharnos de sus necesidades para fines políticos o electorales?”, concluyó.

 

Evangelización que cambie al Paraguay   

En otro momento de su homilía, habló de la necesidad de que el país avance con el apoyo de la Iglesia e indicó que para eso se eligió el lema “Una nueva evangelización para un nuevo Paraguay”, para que todos trabajen por una mejor convivencia.

Agregó que esta nueva evangelización debe ser “nueva en su ardor, en su método y en su expresión”. 

Señaló que todos somos de Cristo, que es el hijo de Dios quien verdaderamente nos mueve, además citó que la nueva manera de evangelizar debe hacerse comprensible para todos, con todos los medios disponibles y ya dejando de lado “el poder, privilegio y la dominación de los demás”.

 

Una nueva  evangelización

Hoy se cumple el segundo día del novenario a la Virgen.  Las prédicas de este lunes estarán a cargo del obispo de la Diócesis de Benjamín Aceval, Mons. Cárdenas, en las misas de las 7:00 y las 19:00. Tema: “Una nueva evangelización desde una Iglesia que quiere configurarse a Cristo y ser animada por el Espíritu Santo”.

 

Fuente: Diario ABC Color

29 de Noviembre de 2010

 

Monseñor Alfert condenó la injusticia en misa de Caacupé

En el marco de una imponente concurrencia, se inició ayer el novenario de la Virgen de Caacupé. El monseñor Lucio Alfert criticó a políticos y gobernantes y reclamó el despojo de tierras a los indígenas.

Con fuertes críticas al Gobierno, políticos y al despojo de tierras que sufren los indígenas, el obispo del Pilcomayo, Lucio Alfert, dirigió ayer la misa del primer día del novenario de la Virgen de Caacupé.

Ante una plaza rebosante de feligreses, el obispo denunció con vehemencia que "incluso asesinan a miembros de la comunidad para expulsarlos y los queman frente a su propia gente, como ha ocurrido en una zona de Concepción".

Rechazó que se realicen desalojos de indígenas sin orden judicial y bajo brutales procedimientos.
El obispo también cuestionó la situación de indefensión y abandono en que se encuentran los aborígenes preguntándose "¿cómo es posible que se enfermen y mueran indígenas al ser rociados con agrotóxicos?". Añadió que "lo más triste es que todas estas situaciones ocurran a instancias de personas cristianas, y muchas veces consideradas muy católicas". 

Para monseñor Alfert estos hechos indican que como pueblo estamos fracasando y que en estas condiciones "es difícil creer en una patria nueva".

Añadió que también ocurre que los serios intentos de cambios, "son sofocados por gente demasiado poderosas e irresponsables, que no piensan en el bien del pueblo", y hasta donde parece que la evangelización no llega a todos.

CRÍTICA. En abierta actitud de crítica, monseñor Alfert dijo que "soñamos con una patria de paz, con instituciones públicas eficaces y transparentes. Con poder del Estado justo, y con representantes del pueblo verdaderamente honorables, como lucen en su chapas y sus coches".

Se cuestionó además si son realmente honorables, y preguntó si "¿soñaron con una ciudadanía comprometida y responsable?, con un país donde los indígenas puedan vivir una verdadera interculturalidad de gente de diversas lenguas, cultura y religiones? ¿Soñaron con cristianos auténticos y viven sus compromisos bautismales, con coherencia de vida y acorde a la iglesia?".

El celebrante pidió que las familias se mantengan sanas y unidas y como verdaderas formadoras de personas.

Asimismo, llamó a los jóvenes a no dejarse corromper y a hacer valer sus valores e ideales. La celebración de la víspera estuvo ambientada por un coro de indígenas.
NOVENARIO. En la fecha prosigue el novenario de la Virgen de los Milagros. Las misas principales se realizan a las 7 y a las 19, y serán oficiadas por monseñor Cándido Cárdenas, de Benjamín Aceval.

COMPRA DE VOTOS EN LAS MUNICIPALES 

"En la política también debemos vivir nuestra fe en la iglesia. La paz, la armonía, la seguridad deben prevalecer sobre las armas, el poder, el dinero y la dominación", dijo el obispo. 

Añadió que "las elecciones municipales en muchas partes nos han demostrado cual inescrupulosos son nuestros políticos y, cuan débil e incoherentes son los votantes al acordar la venta de votos, cédulas, la venta de la propia conciencia. Todo por un pedazo de pan y un poco de dinero o por promesas que nunca se cumplen", afirmó.

 

Fuente: Diario Ultima Hora

 

 

 

 

Publicar Comentario

 

Nombre:

Ciudad:

Email:

Comentarios:

 


  Ingresa el Codigo de arriba