Declaración final del Tercer Encuentro del Pueblo Guaraní

Compartir este link

Jueves, 29 de Septiembre de 2016
 

 

ASUNCION - PARAGUAY

15 al  19 de Noviembre 2010

NOSOTROS Y NOSOTRAS,  representantes de diferentes organizaciones indígenas de la Nación Guaraní en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay, nos encontramos en la ciudad de Asunción, Paraguay durante el III Encuentro Continental del Pueblo Guaraní siguiendo las líneas del 1er. Encuentro Continental realizado en San Gabriel, RS Brasil,  en 2006 y del 2do. Encuentro Continental que se llevó a cabo en Porto Alegre RS Brasil, en 2007. Hoy   bajo el lema de Tierra-Territorio, Autonomía y Gobernabilidad; animados nuestros corazones  permanentemente por la palabra sabia de  nuestros ancianos y ancianas, buscando entendernos  desde las coincidencias en largos debates y  profundas reflexiones realizadas siempre de acuerdo a los principios de respeto y consenso, tradicionales en nuestra cultura, queremos  hacer llegar  a lo profundo del espíritu  de  las autoridades, nacionales e internacionales, y  a todos los ciudadanos  de los lugares en que habitamos  nuestro pensamiento en estas  palabras

 

C O N S I D E R A N D O

  • Que la Nación Guaraní siempre tuvo un espacio territorial propio “el Yvy Maraê´y” o Tierra sin Mal  que no reconoce fronteras
  • Que desde la cosmovisión de la Nación Guaraní, parte de nuestras milenarias culturas: el fuego, el aire, la tierra y el agua, constituyen una unidad y son elementos vitales de  la vida; la tierra es sagrada, es la vida para nuestros pueblos. 
  • Que la Nación Guaraní  desde su cosmovisión siempre buscó evitar confrontaciones  con  los que  se apropiaron  de su territorio, en forma violenta  las más de las veces. 
  • Que desde la demarcación de las fronteras nacionales  la Nación Guaraní ha quedado fragmentada y  dividida geopolíticamente en etnias, comunidades, aldeas, familias , condición que ha debilitado significativamente su proyección espiritual, cultural y lingüística  como Nación
  • Las transnacionales y/o multinacionales, con el respaldo de los diferentes gobiernos de turno, no respetan los derechos consuetudinarios y colectivos de la Nación Guaraní destruyendo territorios, expulsando Comunidades.
  • Los distintos gobiernos  no atienden las demandas de la Nación Guaraní a pesar de la existencia de normas  nacionales  e internacionales que protegen y promueven los derechos de los Pueblos Indígenas; como el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas  y las leyes  nacionales, Constituciones    y Leyes de los Estados.

Son ejemplos de  lo dicho  que el Poder Judicial del Brasil autorice el desalojo de Comunidades  de la Nación Guaraní  de sus Territorios en contra de las leyes que  los     protegen

  • El incumplimiento del gobierno del Brasil del art. 231  de  su Const. Nacional  sobre la   demarcación de territorios   y en el mismo sentido el gobierno argentino incumple la ley           26.160  “de Emergencia  de la tierra comunitaria indígena” para demarcación territorial.
  • En Argentina  se pretende  vender  el Lote 8 de la  Reserva de Biosfera de Yaboti declarada por la UNESCO en 1992,a una Fundación con fondos europeos, cuando allí viven ancestralmente dos Comunidades de la Nación Guaraní
  • La Nación Guaraní en Paraguay  sufre una pérdida constante de su Territorio Ancestral producto de  una carencia  de políticas efectivas  orientadas  a la defensa del mismo
  • Existen numerosas comunidades que viven en condiciones infrahumanas, sin las condiciones de seguridad física, de salud y alimentación. 
  • En Bolivia la demanda de Territorio por la Nación Guaraní aún no ha sido resuelta como tampoco el total saneamiento de las tierras  que  ocupan  actualmente.
  • Que la destrucción masiva y constante de los recursos naturales por parte las empresas transnacionales está deteriorando los bienes forestales indiscriminadamente  en Territorio Guaraní en Paraguay, Bolivia, Brasil y Argentina, generando con  ello daños irreparables. Haciéndonos  sufrir los efectos de un Cambio Climático del que no somos responsables.
  • Que la inconsulta construcción de  las Hidroeléctricas  Binacionales (Itaipu y Yacyreta) en Territorio Guaraní produjo  no solo irreparables daños ambientales  sino también violaciones  a  los Derechos Territoriales, Culturales y Religiosos de  la Nación Guaraní.

 

Por lo tanto

EXIGIMOS

Que, a  los  gobiernos de Paraguay, Bolivia, Brasil y Argentina  el reconocimiento como  Nación Guaraní y su condición de Transterritorial y Transfronterizo y que por ello deben tener  los  mismos derechos  en  cuanto salud, educación y trabajo en  los cuatro países.

Que los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay den rango constitucional a la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y  al Convenio 169 de la OIT.

Que se dejen de entregar  a  las transnacionales, multinacionales y nacionales  territorios de la Nación Guaraní para su explotación y devastación, lesionando los  derechos colectivos  que los protegen.

Que el gobierno de la provincia Misiones - Argentina – no autorice la venta del Lote 8 – Territorio Guaraní – en la zona de la biósfera de Yaboti.

La demarcación inmediata de todas las tierras y territorios guaraní. Cumplimiento de la ley 26.160 en Argentina y que en Brasil el Tribunal Supremo Federal revuelva inmediatamente todos los procesos  de demarcación en el Estado de Mato Grosso do Sul, respetando el art. 231 de la Constitución de 1988. 

Que no se instalen nueva Mega represas comprometiendo Territorios Guaraníes y que tanto Itaipu Binacional y la EBY reconozcan el daño causado a las comunidades restituyendo sus  territorios.

  

Al gobierno Boliviano dar cumplimiento a las exigencias de mayores extensiones de tierra a la Nación Guaraní.

 

Que los espacios políticos internacionales impidan la criminalización de los requerimientos de la Nación Guaraní.

  

El castigo  a los que han cometido crímenes que afectaron a  indígenas en lucha por sus derechos colectivo.

 

Exigimos que se respeten los  avances logrados por la Nación Guaraní en  los espacios políticos nacionales e internacionales.

 

Que las empresas transnacionales respeten las normas ambientales que evitan la destrucción masiva y constante de los recursos naturales por parte las mismas.

 

Que todos los países que comparten el territorio de la Nación Guaraní comprendan y tomen consciencia que los derechos sobre la Tierra y el Territorio son inalienables e irrenunciables.   

Resolvemos:

PRIMERO.- La tierra y el territorio son derechos irrenunciables de la Nación Guaraní, son la vida misma de nuestras cosmovisiones; condición que le permite ser libre y autónomo “IYAMBAE”.

SEGUNDO.- Consolidar nuestra organización en cada uno de los países con presencia significativa de los Guaraní a fin de hacer efectivo nuestras demandas como Nación Guaraní.  

TERCERO.- Se constituye el Consejo Continental de la Nación Guaraní para la articulación con Bolivia, Brasil, Paraguay y Argentina en sus demandas reivindicativas y, con ello  fortalecer nuestro desarrollo social, económico y político.       

CUARTO.- Participaren todas las instancias democráticas del Paraguay, Argentina y Brasil según nuestros usos y costumbres como Nación Guaraní, logrando de esta manera elevar nuestras demandas a las máximas instancias de decisión política.       

QUINTO.- Exhortamos  a todos a sumarse  a la lucha, de  quienes forman parte del pensamiento y sentimiento de la Nación Guaraní – organismos nacionales, internacionales, ONGs, movimientos sociales y otros - a  apoyar con propuestas y proyectos orientados a la reivindicación de los derechos consuetudinarios y etnoculturales de los Guaraní.      

SEXTO.- Declararnos en permanente resistencia frente a los atropellos y avasallamientos suscitados a lo largo y ancho de nuestro territorio como Nación Guaraní.

SEPTIMO.- Unirnos en defensa de nuestra madre tierra ante la contaminación progresiva del ambiente ocasionado por las actividades hidrocarburíferas e hidroeléctricas que vulneran los derechos a consulta y participación de la Nación Guaraní.

Esto es lo que pensamos, sentimos y decimos sobre nuestros derechos colectivos y las obligaciones que tienen para con la Nación Guaraní, los países que hoy ocupan nuestro territorio, en la esperanza de poder convivir en armonía y libertad como fue el pensamiento de nuestros héroes ancestrales.      

 

Territorio Guaraní - Asunción, 19 de noviembre de 2010

 

 

 

 

Publicar Comentario

 

Nombre:

Ciudad:

Email:

Comentarios:

 


  Ingresa el Codigo de arriba